Pastor’s Message

The Book of Ezekiel tells us: “As the Lord spoke to me, the spirit entered into me.”  The Lord speaks to us in many different ways.  Sometimes we hear him in what others say to us.  We definitely hear him in the words of Scripture and the prayers of Mass.  Other times we find him speaking to us through spiritual writers.  One such author that truly filled me with the Holy Spirit was Blessed Columba Marmion in his book Christ the Life of the Soul.  His words inspired me to be ready to do whatever the Lord asked me to do.  My heart was truly on fire.  Another person might read these words and find no inspiration in them.  We see this in the Gospel today.  The people hear the words of the Lord.  They recognize that he has taught them with special wisdom and yet they reject them.  Because they reject his words, they receive no blessing from the Lord.  Not every spiritual writer will inspire us and fill us with faith and the Holy Spirit.  However, I’m sure that the Lord will provide each of us with the inspiration that we need to be faithful to Him.  Our personalities and modes of communication vary.  Keep seeking until you find the gift of God that inspires you to greater faithfulness.

 

 

 

El Libro de Ezequiel nos dice: “Mientras el Señor me hablaba, el espíritu entró en mí”. El Señor nos habla de muchas maneras diferentes. A veces lo escuchamos en lo que otros nos dicen. Definitivamente lo escuchamos en las palabras de las Escrituras y en las oraciones de la Misa. Otras veces lo encontramos hablándonos a través de escritores espirituales. Uno de esos autores que realmente me llenó del Espíritu Santo fue el Beato Columba Marmion en su libro Cristo, la vida del alma. Sus palabras me inspiraron a estar lista para hacer lo que el Señor me pidiera. Mi corazón realmente estaba en llamas. Otra persona podría leer estas palabras y no encontrar inspiración en ellas. Esto lo vemos hoy en el Evangelio. El pueblo escucha las palabras del Señor. Reconocen que él les ha enseñado con especial sabiduría y sin embargo los rechazan, porque rechazan sus palabras, no reciben ninguna bendición del Señor. No todos los escritores espirituales nos inspirarán y nos llenarán de fe y del Espíritu Santo. Sin embargo, estoy seguro de que el Señor nos brindará a cada uno de nosotros la inspiración que necesitamos para serle fiel. Nuestras personalidades y modos de comunicación varían. Sigue buscando hasta encontrar el don de Dios que te inspire a una mayor fidelidad.